Paula Restrepo Repostería

Cheesecakes | PokeCakes

Molde de Avena Horneado

Molde de Avena Horneado
El Molde de Avena Horneado… Un aliado energético para desayunos y snacks! 
Esta vez, vamos a aprovechar las bondades de la avena, que es un cereal benéfico para nuestro organismo, para preparar este fácil y delicioso Molde de Avena Horneado!  Su sencilla  preparación y la versatilidad que permite al momento de seleccionar sus ingredientes, lo hace un gran aliado para los desayunos y una excelente opción que te aporta energía al consumirlo como snack.

Molde de Avena Horneado

Utensilios:

  • Horno convencional
  • Molde cuadrado de 23 x 23 cm o molde redondo de 20 cm
  • Espátula
  • Batidor de globo
  • Báscula de cocina (Gramera)
  • Tazas medidoras
  • Cucharas medidoras
  • Papel siliconado

La Receta

Esta receta es para dieciséis porciones y el tiempo de preparación es de 20 minutos aproximadamente, más 40 minutos de horneo.

Recuerden que estas son las abreviaturas más utilizadas en las recetas, las cuales se derivan de sus nombres en inglés:

  • Cup = Taza
  • Tbsp = Cucharada
  • tsp = Cucharadita

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 60 gr puré de manzana sin azúcar o puré de banano
  • 1 tsp de canela molida
  • 1 tsp de extracto puro de vainilla
  • 1/4 tsp Sal
  • 60 gr de panela en polvo
  • 60 gr de azúcar morena
  • 60 gr mantequilla sin sal, derretida y tibia
  • 420 ml leche entera
  • 240 gr de avena en hojuelas
  • 1 tsp de polvo para hornear
  • 30 gr de semillas de chía
  • 1 y 1/2 cup de fresas, arándanos y mora, picados en trozos pequeños (si están congelados, no descongelar)
  • Topping: 1/2 cup de almendras tajadas, 10 gr de semillas de chía y azúcar morena para decorar

Preparación

  • Ajustar la rejilla del horno a la tercera posición inferior y precalentar a 350° F.  Engrasar y enharinar un molde cuadrado de 9 pulgadas (23 cm) o rectangular de 11 ×7 pulgadas (28 x 18 cm). Para evitar el engrasado, puedes utilizar papel siliconado (parchment paper) en la base y los lados del molde. (Aquí puedes encontrar toda la información acerca del papel siliconado)
  • En un bowl grande, batir los huevos con el puré de manzana o banano; agregar la canela, extracto de vainilla, sal, panela y azúcar moreno y mezclar hasta integrar.
  • Añadir a la mezcla la mantequilla derretida, la leche a temperatura ambiente, las hojuelas de avena, el polvo de hornear y las semillas de chia y mezclar con delicadeza, solamente hasta que la avena se humedezca completamente.
  • Agregar las frutas en trozos y volver a mezclar, para que se repartan por la masa de manera uniforme.
  • Verter en el molde preparado y poner como topping las almendras, la chia y el azúcar moreno que se usarán para decoración.
  • Hornear durante 35 a 40 minutos o hasta que el centro parezca casi firme.  Para un ponqué más seco y más sólido, hornear hasta que el centro esté completamente firme.
  • Enfriar durante 10 minutos antes de servir.

 Notas

Endulzantes: Si se quiere reemplazar la panela y el azúcar moreno, recomiendo utilizar  jarabe de arce (miel de maple) puro, porque le da un sabor excepcional a esta preparación y además hace que el molde de avena quede húmedo y muy suave!. También se puede usar azúcar de coco o miel de abejas.

Mantequilla:  No reemplazar con margarina porque queda con textura gomosa. Se puede sustituir en la misma proporción, por aceite de coco derretido.

Complementos: En lugar de las bayas frescas o congeladas, se puede agregar la misma cantidad frutas frescas (1 y ½ taza) cortadas en trozos pequeños, como manzanas, duraznos, peras, bananos, etc., o 1 taza de chips de chocolate, arándanos secos, nueces, pasas, ciruelas, o cualquier otro fruto seco o deshidratado.

Para molde de 9×13 pulgadas (23 x 33 cm): Preparar el doble de la receta y hornear al menos 15 a 20 minutos más.  Si los bordes se están dorando muy rápido, tapar con una hoja de papel aluminio.

Almacenamiento y congelación: Se puede conservar a temperatura ambiente por un máximo de dos días. Posteriormente, se debe guardar en recipiente hermético en nevera hasta 1 semana. Para congelación recomiendo cortar en porciones, empacar de manera individual en film plástico y ponerlas en bolsas Ziploc bien cerradas y lejos de otros alimentos de sabores invasivos.  Se conservan con excelente sabor hasta por 3 meses.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.